Adecuación Alcazaba Almohade de 

Palma del Río

 

 

El ámbito sobre el que se propone la actuación comprende el recinto interior de la alcazaba defensiva, delimitado claramente por los torreones defensivos y la cerca interior de la muralla, elementos que se han recuperado en recientes intervenciones por parte del Ayuntamiento haciéndose legible la conformación del recinto defensivo.

 

El carácter almohade del lugar será determinante a la hora de plantear una propuesta en cuanto a formas y contenidos. En el entorno del mismo se han realizado actuaciones de eliminación de edificaciones adosadas a las murallas que impedían la visualización de éstas y la legibilidad del conjunto defensivo así como diferentes obras de restauración de lienzos de la muralla y urbanización de los espacios colindantes con éstas, lo que permite contar en la actualidad con un recinto claramente identificable, bien delimitado y correctamente integrado en la trama urbana.

 

De esta forma se completaría la recuperación y reurbanización de todo el conjunto monumental a excepción de los espacios vacíos de la Mesa de San Pedro, para los cuáles se prevén dos actuaciones; en la zona existente entre la cerca interior de la muralla defensiva y el lienzo de muralla exterior del recinto hay previsto generar una plantación de diferentes variedades de naranjos autóctonos a modo de “museo de la naranja”, actuación en desarrollo por parte del Ayuntamiento, quedando de esta forma únicamente la explanada interior del recinto como espacio vacío sin tratamiento alguno; ámbito en el que se centra la presente intervención.

 

El objetivo prioritario de la propuesta de intervención planteada es el de posibilitar el uso público del espacio libre aprovechando su magnífica posición y su atractiva configuración dentro del conjunto monumental: presencia de lienzos de muralla y torreones defensivos, imagen urbana de gran calidad al estar delimitado el espacio por el palacio Portocarrero y la parroquia de la Asunción y vistas hacia la vega al tratarse de una zona elevada como corresponde a un recinto defensivo.

 

-Justificación de decisiones proyectuales: El espacio cuenta con dos accesos, uno desde el extremo suroccidental por la calle Río Seco desde la plaza triangular junto a la parroquia de la Asunción y otro por el interior del conjunto monumental a través de la calle peatonal proyectada entre el Palacio Portocarrero, la Mesa de San Pedro y la parroquia de la Asunción. Esta dualidad de accesos permitirá remarcar y utilizar este espacio desde dos ámbitos.

 

La zona este se pavimentará para permitir la congregación de público para la realización de diferentes eventos tales como conciertos, teatros... aprovechando que esta parte de la alcazaba está más alejada de las viviendas y facilita el acceso esporádico de vehículos para la organización de estos eventos.

 

La zona junto al nuevo muro de hormigón, a la que se accede desde una entrada en recodo generada por la plantación de tuyas, será un área pavimentada y ajardinada, con zonas de vegetación tapizante en suelos, arbustos aromáticos y árboles, permitiendo un disfrute cotidiano, de paseos y reuniones, favoreciendo la creación de sombras, aportado frescor gracias a láminas de agua y a dicha vegetación.

 

Estas plantaciones no interferirán con los restos, ya que mayoritariamente se disponen donde se ubicaba el terraplén anterior a la ejecución del muro de hormigón. No se plantarán árboles allí donde puedan ocultar restos de interés.

 

Se dispondrán dos estanques que sirven para generar ejes de introducción a la zona ajardinada, ya sea desde el exterior, como desde la zona oeste. Tendrán cierta longitud para tener prestancia, y acentuar el recorrido o tránsito de acceso a la zona ajardinada, siendo éstas, elementos ornamentales de bienvenida.

 

Dada la amplitud del espacio sobre el que se interviene, las fuentes deberán tener la dimensión suficiente para que el elemento de agua cobre el cierto protagonismo, y que los accesos queden convenientemente marcados.

 

La propuesta garantiza el respeto y protección a los elementos arquitectónicos y arqueológicos emergentes o subyacentes, para la cual se tiene como criterio general evitar excavaciones profundas, planteándose los distintos elementos que constituyen la urbanización como elementos sobrepuestos, excavando solamente lo que se podría considerar relleno. Además con posibilidad de retirarse en caso de que se considere necesario u oportuno para tareas de investigación o intervención arqueológica, tratándose de ésta manera de una actuación perfectamente reversible y que no afecta a los restos subyacentes, sean conocidos o no.

 

Se dispondrán piezas de hormigón prefabricado de 1,5x1,5m en una retícula de 6x6m, haciendo referencia a las dimensiones de plantaciones de naranjos, en sintonía con el Museo de la Naranja que se prevé, con una separación de 20cm para hacer registrables algunas instalaciones.

 

El criterio de intervención básico establece que la zona pavimentada central se va perdiendo, haciendo un degradado, al igual que el pavimento de una excavación, deteriorado y carente de algunas piezas, sobre todo en los bordes. De este modo se diluye el límite entre las distintas zonas.

 

 

 

Año Finalización:                     2014

Promotor:                                Iltre. Ayuntamiento de Palma del Río

Constructor:                            U.T.E. Grupo Nacimiento - Const. Perez Limones S.L.

Arquitectos:                             Tomás Rodríguez Ruiz

                                                Jose A. Castro Guerrero

Arq. Colaborador:                    Ginés Téllez Burgos

Arquitectos Técnicos:             Emilio J. Fernández Godoy / Almudena Ballesteros Navarro

 

Contacto

IPara cualquier consulta, no dude en llamarnos:

 

C/ Nueva, 81, 14700 Palma del Río, (Córdoba)

 

Telfs:

957 64 67 42  Estudio

620 26 34 27  Ginés

610 96 27 31  José Antonio

 

Email: 

info@ctearquitectos.com

 

También puede utilizar nuestro formulario de contacto.

 

Redes sociales